domingo, 13 de abril de 2014


                              El Ayatolá Collboni

Lo del esperpento de las primarias del PSC es de las pocas cosas bochornosas, viles y de una bajeza moral infinita que nos faltaba ver de los políticos que nos han mal gobernado durante  las últimas décadas. Comprar como se ha dicho votos a un euro a inmigrantes pakistanís para que te voten en las primarias de tu propio partido resulta extraordinariamente patético. Hacer trampas en democracia es  mezquino, hacerlo además contra tus compañeros de partido es de miserable. Algunos de los votantes preguntaban si las elecciones eran para que volviese Zapatero, sin duda otro líder eterno espiritual para esta comunidad.

Pero lo peor de todo no es que cualquier hijo de vecino no supiera diferenciar entre unas primarias para optar a la alcaldía de Barcelona o a la de Islamabad, lo más lamentable del asunto es la forma en la que el PSC ha tomado por tontos a los catalanes. Tras destaparse el escándalo, el primer secretario de los socialistas en Barcelona, Carles Martí, defendía que los pakistaníes que votaron en las primarias lo hicieron porque son de marcada ideología progresista. Le faltó decir qué no podía ser de otro modo teniendo en cuenta que Pakistán es el país más progresista del mundo.

Tampoco es cuestión de pararnos en pequeños detalles sin importancia, como que  Pakistán es una república islámica que aplica sus normas en base a la Sharia, la ley islámica que como todo el mundo sabe es la más progre del planeta.  Pasaremos por alto que en Pakistán la homosexualidad está penada con la muerte, es decir que si Collboni, abiertamente gay,  viviese en aquel universo de libertad tendría que vivir su sexualidad en la más absoluta clandestinidad. No importa que el burka sea prenda indispensable para la inmensa mayoría de mujeres pakistanís, que las violaciones en grupo a menores esten al orden del día, o que la lapidación sea una práctica habitual y contemporánea en aquel país del que provienen según el PSC la comunidad más progresista y estupendamente guay de Barcelona.

El PSC ha demostrado de lo que es capaz para conseguir votos. Las primarias de Barcelona son toda una declaración de intenciones del partido que pretenden ser,  la Barcelona y la Cataluña que están dispuestos a defender por un puñado de votos, dando amor y felicidad a todas las culturas progresistas del mundo habidas y por haber, menos la nuestra.

Sabedores de que la generación del votante acérrimo del puño y la rosa de Felipe se van yendo al otro barrio de forma inexorable, y abandonados a marchas forzadas por la clase media trabajadora de casa, se abrazan a la multicultura como a un clavo ardiendo como única tabla de salvación a su hundimiento total. Un partido sin rumbo, sin alma, sin un camino fijo que hace tiempo perdió la P de partido, la S de socialistas y que  ahora también se le ha caído  para siempre  la C de Cataluña en favor del único voto al que pueden seguir engañando euro en mano, el del inmigrante no integrado con el estómago agradecido.

ROBERT HERNANDO

                           L’ Aiatol·là Collboni





L'esperpent de les primàries del PSC és de les poques coses vergonyoses, vils i d'una baixesa moral infinita que ens faltava veure dels polítics que ens han mal governat durant les últimes dècades. Comprar com s'ha dit vots a un euro a immigrants pakistanesos perquè et votin a les primàries del teu propi partit resulta extraordinàriament patètic. Fer trampes en democràcia és mesquí, fer-ho a més contra els teus companys de partit és de miserable. Alguns dels votants preguntaven si les eleccions eren perquè tornés Zapatero, sens dubte un altre líder etern espiritual per a aquesta comunitat.


Però el pitjor de tot no és que qualsevol fill de veí no sabés diferenciar entre unes primàries per optar a l'alcaldia de Barcelona o a la d'Islamabad, el més lamentable de l'assumpte és la forma en què el PSC ha pres per ximples als catalans. Després de destapar-se  l'escàndol, el primer secretari dels socialistes a Barcelona, Carles Martí, defensava que els pakistanesos que van votar a les primàries ho van fer perquè són de marcada ideologia progressista. Li va faltar dir què no podia ser d'una altra manera tenint en compte que el Pakistan és el país més progressista del món.

Tampoc és qüestió d'aturar-nos en petits detalls sense importància, com que el Pakistan és una república islàmica que aplica les seves normes sobre la base de la Sharia, la llei islàmica que com tothom sap és la més progre del planeta. Passarem per alt que al Pakistan l'homosexualitat està penada amb la mort, és a dir que si Collboni, obertament gai , visqués en aquell univers de llibertat hauria de viure la seva sexualitat en la més absoluta clandestinitat. No importa que el burca sigui peça indispensable per a la immensa majoria de dones pakistaneses, que les violacions en grup a menors estiguin a l'ordre del dia, o que la lapidació sigui una pràctica habitual i contemporània en aquell país del qual provenen segons el PSC la comunitat més progressista i estupendament guay de Barcelona.


El PSC ha demostrat del que és capaç per aconseguir vots. Les primàries de Barcelona són tota una declaració d'intencions del partit que pretenen ser , la Barcelona i la Catalunya que estan disposats a defensar per un grapat de vots, donant amor i felicitat a totes les cultures progressistes del món hagudes i per haver, menys la nostra.

Sabedors que la generació del votant acèrrim del puny i la rosa de Felipe se’n  va anant a l'altre barri de forma inexorable, i abandonats a marxes forçades per la classe mitjana treballadora de casa, s'abracen a la multicultura com a un clau cremant com a única taula de salvació al seu enfonsament total. Un partit sense rumb, sense ànima, sense un camí fix que fa temps va perdre la P de partit, la S de socialistes, i que ara també se li ha caigut per sempre la C de Catalunya en favor de l'únic vot al que poden seguir enganyant euro mà, el de l'immigrant no integrat amb l'estómac agraït.

 
ROBERT HERNANDO

domingo, 6 de abril de 2014


                               TV3, LA SEVA

 
El reportatge que divendres passat va emetre al Telenotícies de TV3 sobre les joventuts de Plataforma per Catalunya, i segons les seves paraules textuals, els seus vincles amb nazis i feixistes haurien guardar-lo tots els professors de periodisme per sempre com a exemple de manipulació informativa, per així ensenyar-lo a les generacions futures que vulguin aprendre una mica d'ètica periodística com l'exemple perfecte del que no ha de fer una persona que vulgui dedicar-se a explicar la veritat i a informar. Una altra cosa molt diferent és si el que pretén l'estudiant és col·locar-se en un mitjà de comunicació pública i viure tota la vida fent de palmero al governant de torn, en aquest cas haurien de mostrar el reportatge com a exemple perfecte en el manual del gran pilota. Molt em temo que a TV3 pugui passar algun dia el mateix que va passar al Canal 9 de València que just quan els van acomiadar a tots van començar a queixar-se de que els hi obligaven a donar certs continguts, això sí, mentre cobraven a final de mes ningú va obrir la boca i tira milles, això sí, amb honroses excepcions que segur que n’hi ha com a tot arreu, l’art de generalitzar no va amb nosaltres. 

El reportatge en qüestió comença ja presentat per Toni Cruanyes alertant que ens espera, el titulen, i així està escrit a la web de la cadena publica, sobre els vincles de PxC amb els nazis grecs de l’Alba Daurada o amb el Casal Tramuntana, al que titllen de forma gratuïta com nazi.

Com no pot ser d'altra manera sempre que es parla de PxC cal el tonto útil habitual que parli malament de nosaltres, això sempre dóna garantia d'èxit i tranquil·litat no fos cas que algun peix gros es molesti , en aquest cas li va tocar el torn al violent ultraesquerrà David Karvala, però li podia haver tocat també a qualsevol dels altres tres o quatre que intenten mal viure de mal parlar de nosaltres, uns perquè són sous errants de partits comunistes, altres per hobby i omplir la seva vida d'alguna cosa que no sigui un treball monòton i avorrit i altres per defensar la seva ideologia política que òbviament és la contrària a la nostra. És com si cada vegada que fessin un reportatge sobre el Barça doncs cridessin al Tomás Roncero per donar la seva opinió.

Certament, es troba a faltar en aquest tipus de reportatges politòlegs de veritat , de carrera, que es prenguin el tema seriosament i hagin estudiat el fenomen del moviment social identitari amb serietat com podria ser el professor Xavier Casals, però fent gala de la llei del mínim esforç és més fàcil estirar el friki de torn i qui dia passa any empeny,  després aconseguim  67 regidors en 49 municipis quan ja ens donaven per morts i òbviament ningú sap per on ha sortit el sol...

La primera gran notícia del reportatge són els enllaços de PxC amb el partit polític grec Alba Daurada, aquests súper vincles queden reduïts a la foto que es va fer un militant de base dels mil que té Plataforma amb el líder d’Alba Daurada en un viatge turístic a Grècia, i que va publicar al seu Facebook , és a dir que tots els que tinguin fotos amb Millet són corruptes, espoliadors i lladres o per elevar el tema a l'absurd tots els que tinguin una foto, per exemple, amb l’Oriol Pujol tenen vincles amb les ITV o els que en tinguin amb l’Otegui són tots uns etarres segrestadors de persones innocents.

Però segueix el despropòsit informatiu anunciant que un regidor de Tortosa de PxC ha estat imputat pels Mossos per accions xenòfobes i racistes contra la mesquita de la localitat, imputació que no coneix ni el mateix regidor sobre una acció xenòfoba radical, violenta i alarmantment perillosa que ha consistit en què algú va deixar un cap de porc congelat a la porta de la nova i flamant mesquita Tortosina, just el mateix que li van tirar a Figo a la tornada al Camp Nou després de fitxar pel Madrid... Terrorisme d'alta escala, sens dubte.

Però seguim amb el reportatge sensacionalista que diu textualment : "entre les persones que celebraven la victòria d'Espanya de l'Eurocopa hi havia ultres " i apareixen les imatges d'un borratxo que no té res a veure amb PxC dient: " Molt bon partit, visca Franco" , és igual que el personatge en qüestió no tingui res a veure amb PxC la qüestió és posar un Viva Franco com Déu mana quan es parla de nosaltres i per descomptat ben acompanyat tot de banderes preconstitucionals aixecades per persones que tampoc tenen res a veure amb la nostra formació. Aprofiten aquest moment estel·lar de tensió periodística per treure la foto d'un regidor de PxC a l’Hospitalet que estava a la celebració, una celebració esportiva i que és la imatge recurrent i pesada que tenen per justificar que PxC segons ells és tremendament fatxa, tant és que Samaranch fos ministre de Franco i fos president honorífic de La Caixa, senyor de Barcelona, etc... i tingués un funeral d'estat , aquí els fatxes som nosaltres que la majoria vam néixer amb Franco ja a l'altre barri... Foto que molt em temo hi tindrem 80 anys i seguirem veient als mitjans de comunicació quan a algú se li acudeixi parlar qualsevol cosa sobre nosaltres, l'originalitat i capacitat d'innovació dels periodistes és alarmant, la majoria de programes que parlen de nosaltres no són més que un còpia i pega de l'anterior, les mateixes fotos, les mateixes anècdotes elevades a notícia i sobretot que no faltin els talls intencionats a les declaracions que jo mateix vaig fer, sense posar l'explicació completa als fets no fos cas que sigui convincent i s’emprenyin els amos de la casa. Fets d'altra banda pesats i repetitius .

Trobo a faltar una entrevista en directe en algun mitjà de comunicació públic, però clar no interessa que la sisena força municipal de Catalunya es pugui expressar amb claredat i sense filtres en programes de TV3 o Catalunya Ràdio, interessa molt més donar cobertura a la monja Forcades o la Forcadell que per cert mai las ha votat ningú... Aquí estem per quan vulguin, si és que els deixen.

Però seguim amb el reportatge d’ "investigació" , toca el torn al Casal Tramuntana deixant entreveure que donar sang , repartir aliments a gent necessitada o passejar gossos d'una protectora són accions feixistes i racistes, traient una mena de cutre testimoni protegit que vol amagar la seva identitat per por de represàlies, surrealisme pur i dur...

Quina llàstima que sempre oblidin que als mítings de la CUP assisteixen filoetarres que han defensat tota la seva vida o han format part d’una banda terrorista mafiosa y assassina amb gairebé mil morts a l'esquena, per cert que ha Euskadi si que hi ha hagut molta gent que ha tingut que portar escorta o anar-se'n de casa per culpa d'aquesta banda d'assassins, però això és igual, aquí en aquest país si dónes menjar als necessitats ets racista però si cremes contenidors d'escombraries, cafeteries , li pegues als Mossos o assetges el Parlament ets un pobre indignat a qui la policia té mania per portar els cabells bruts...

Recordo perfectament que em van preguntar sobre els vincles de PxC amb el Casal Tramuntana, i òbviament amb la mania aquesta tan rara de no mentir vaig dir que és una associació que no té correlació amb PxC, em van replicar que el regidor Alberto Sánchez és membre del Casal i jo vaig dir que probablement, i que també teníem gent que formava part de colles sardanistes i directius de clubs de futbol locals i sindicalistes i socis de Greenpeace ...

Però que igualment em negava a demonitzar uns joves que han fet de la seva vida l'acció solidària d'ajudar als altres. Per què una persona que munta una ONG per ajudar a Colòmbia, Etiòpia o Rwanda és un solidari i un cooperant i una altra que decideix ajudar la gent de casa és racista i xenòfoba? Per què ho digui un ultra violent, un tal David Karvala o similars? Per aquí no passaré.

El sistema té un problema amb PxC i el té seriós, és la por, la por aterridora que ens tenen i fan bé perquè no s'estan assabentant de res del que passa al nostre voltant, si s'entesten a donar per fet que tots els votants de PxC són nazis, malvats i racistes hem de suposar doncs que a Catalunya hi ha més de 75.000 persones que instal·larien càmeres de gas o afusellarien a l'alba a tots els immigrants i rastaflautes segons les seves teories simplistes i que banalitzen d'una forma alarmant fets que no haurien de ser banalitzats.

Però aquesta estratègia ja l'han patit altres partits a Europa, també el FPO o el FN, i mirem com estan ara, perquè al final la gent quan et coneix de cara, quan veu de primera mà el que fas poc o gens li importa que el sistema estigui en contra teva, simplement perquè com nosaltres hi ha molta gent que està en contra del sistema i des dels vidres dels cotxes tintats oficials i les cafeteries dels parlaments no es coneix la realitat del carrer. Es coneix quan s'agafa una bossa de menjar i se'n va a casa de la María José com van fer les JIxC i t'explica els seus problemes, t'explica que a l'Ajuntament local i les institucions l'han deixat de banda i que ningú l'ajuda i  surts de casa seva emocionat, orgullós i content d'haver pogut portar el teu programa electoral a la pràctica, feliç de saber i haver entès que hi ha una altra manera de fer política, també hi ha altres formes més fàcils de viure però no és la nostra, la nostra és haver decidit dedicar la nostra vida i els nostres esforços a ajudar a la bona gent de casa. Aneu fent programes vergonyosament manipulats,  en el pròxim si volen posin que jo vaig matar a Manolete.

 
ROBERT HERNANDO

            El DIA QUE MATÉ A MANOLETE

 

El reportaje que el pasado viernes emitió el Telenotícies de TV3 sobre las juventudes de Plataforma per Catalunya y, según sus palabras textuales, sus vínculos con nazis y fascistas deberían guardarlo todos los profesores de periodismo por siempre como ejemplo de manipulación informativa, para así enseñarlo a las generaciones venideras que quieran aprender un poco de ética periodística como el ejemplo perfecto de lo que no debe hacer una persona que quiera dedicarse a contar la verdad y a informar. Otra cosa muy diferente es si lo que pretende el estudiante es colocarse en un medio de comunicación pública y vivir de por vida haciendo de palmero al gobernante de turno, en ese caso deberían mostrar el reportaje como ejemplo perfecto en el manual del gran pelota. Mucho me temo que en TV3 pueda pasar algún día lo mismo que pasó en Canal 9 de Valencia que justo cuando los despidieron a todos empezaron a quejarse de que les obligaban a dar ciertos contenidos, eso sí, mientras cobraban a final de mes nadie abrió la boca y tira millas, eso sí, con honradas excepciones que seguro las hay como en todas partes, el arte generalizar no va con nosotros.

El reportaje en cuestión empieza ya presentado por Toni Cruanyes alertando de que nos espera, lo titulan, y así está escrito en la web de la cadena pública, sobre los vínculos de PxC con los nazis griegos de Amanecer Dorado o con el Casal Tramuntana, al que tildan de forma gratuita como nazi.

Como no puede ser de otra forma siempre que se habla de PxC hace falta el tonto útil habitual que hable mal de nosotros, esto siempre da garantía de éxito y tranquilidad no vaya a ser que algún pez gordo se moleste,  en este caso le tocó el turno al violento ultraizquierdista David Karvala, pero le podía haber tocado también a cualquiera de los otros tres o cuatro que  intentan mal vivir de mal hablar de nosotros, unos porque son sueldos andantes de partidos comunistas, otros por hobby y llenar su vida de algo que no sea un trabajo monótono y aburrido y otros por defender su ideología política que obviamente es la contraria a la nuestra.  Para que se  hagan una idea, es como si cada vez que se  hiciese un reportaje sobre el FC. Barcelona llevaran a dar su opinión a Tomás Roncero.

Ciertamente, se echa a faltar en este tipo de reportajes politólogos de verdad, de carrera, que se tomen el tema en serio y hayan estudiado el fenómeno del movimiento social identitario con seriedad como podría ser el profesor Xavier Casals, pero haciendo gala de la ley del mínimo esfuerzo es más fácil tirar del friki de turno y andando, después pasa que logramos 67 concejales en 49 municipios cuando nos daban por muertos y enterrados  y nadie sabe por dónde han venido los tiros…

El primer notición del reportaje son los vínculos de PxC con el partido político griego Amanecer Dorado, estos súper vínculos quedan reducidos a la foto que se hizo un militante de base de los mil que tiene Plataforma con el líder de Amanecer Dorado en un viaje turístico a Grecia,  y que publicó en su Facebook, es decir que todos los que tengan fotos con Millet son corruptos, expoliadores y ladrones o por elevar el tema al absurdo todos los que tengan una foto, por ejemplo, con Oriol Pujol tienen vínculos con las ITV o los que la tengan con Otegui unos etarras secuestradores de personas inocentes.

Pero sigue el despropósito informativo anunciando que un regidor de Tortosa de PxC ha sido imputado por los Mossos por acciones xenófobas y racistas contra la mezquita de la localidad, imputación que no conoce ni el propio concejal sobre una acción xenófoba radical, violenta y alarmantemente peligrosa que ha consistido en que alguien dejó una cabeza de cerdo congelado en la puerta de la nueva y flamante mezquita Tortosina, justo lo mismo que le tiraron a Figo en su vuelta al Camp Nou después de fichar por el Madrid… Terrorismo de alta escala, sin duda.

Pero seguimos con el reportaje que dice textualmente: “entre las personas que celebraban la victoria de España de la Eurocopa había ultras” y aparecen las imagines de un borracho que nada tiene que ver con PxC diciendo: “Muy buen partido, viva Franco”, da igual que el personaje en cuestión no tenga nada que ver con PxC la cuestión es poner un Viva Franco como Dios manda cuando se habla de nosotros y por supuesto bien acompañado todo de banderas preconstitucionales levantadas por personas que tampoco tienen nada que ver con nuestra formación. Aprovechan ese momento para sacar la foto de un concejal de PxC en Hospitalet que estaba en la celebración, una celebración deportiva y que es la imagen recurrente y pesada que tienen para justificar que PxC según ellos es tremendamente facha, da igual que Samarach fuese ministro de Franco y fuese presidente honorifico de La Caixa, señor de Barcelona, etc…  y tuviese un funeral de estado, aquí los fachas somos nosotros que la mayoría nacimos con Franco en el otro barrio… Foto que mucho me temo tendremos 80 años y seguiremos viendo en los medios de comunicación cuando a alguien se le ocurra hablar cualquier cosa sobre nosotros, la originalidad y capacidad de innovación de los periodistas es alarmante, la mayoría de programas que hablan de  Plataforma no son más que un copia pega del anterior, las mismas fotos, las mismas anécdotas elevadas a noticia y sobre todo que no falten los cortes intencionados a las declaraciones que yo mismo hice, sin poner la explicación completa a los hechos no vaya a ser que sea convincente,  hechos por otro lado cansinos y repetitivos. 

Echo de menos una entrevista en directo en algún medio de comunicación público, pero claro no interesa que la sexta fuerza municipal de Cataluña se pueda expresar con claridad y sin filtros en programas de TV3 o Cataluña Radio, interesa mucho más dar cobertura a la monja Forcades o la Sra. Forcadell a las que por cierto nunca ha votado nadie… Aquí estamos para cuando quieran, si es que les dejan.

Pero seguimos con el reportaje de “investigación”, toca el turno al Casal Tramuntana dejando entrever que dar sangre, repartir alimentos a gente necesitada o pasear perros de una protectora son acciones fascistas y racistas, sacando una especie de cutre testigo protegido que quiere ocultar su identidad por miedo a represalias, surrealismo puro y duro…

Que lástima que siempre olviden que a los mítines de la CUP asisten filoetarras que han defendido toda su vida a una banda terrorista con casi mil muertos a sus espaldas, y que media Euskadi ha tenido que llevar escolta o irse de su casa por culpa de esta banda mafiosa de asesinos, pero eso da igual, aquí en este país si das comida a los necesitados eres racista pero si quemas contenedores de basura, cafeterías, le pegas a los Mossos o acosas el Parlamento eres un pobre indignado al que la policía tiene manía por llevar los pelos sucios…

Recuerdo perfectamente que me preguntaron los vínculos de PxC con el Casal Tramuntana, y obviamente con la manía esa tan rara de no mentir dije que es una asociación que no tiene correlación con PxC, me replicaron que el concejal Alberto Sánchez es miembro del Casal y yo dije que probablemente sí, y que también teníamos gente que formaba parte de collas sardanistas y directivos de clubes de futbol locales, y sindicalistas, y socios de Greenpeace… Pero que igualmente me negaba a demonizar a unos jóvenes que han hecho de su vida la acción solidaria de ayudar a los demás. ¿Por qué una persona que monta una ONG para ayudar a Colombia, Etiopia o Ruanda es un solidario y un cooperante y otra que decide ayudar a la gente de casa es racista y xenófoba? ¿Por qué lo diga un ultra comunista, un tal David Karvala o similares? Por ahí, no paso.

El sistema tiene un problema con PxC y lo tiene serio, es el miedo, el miedo aterrador que nos tienen y hacen bien porque no se están enterando absolutamente de nada de lo que pasa a nuestro alrededor, si se empeñan a dar por hecho que todos los votantes de PxC son nazis, malvados y racistas hemos de suponer pues que en Cataluña hay más de 75.000 personas que instalarían cámaras de gas o fusilarían al alba a todos los inmigrantes y perroflautas según sus teorías simplistas y que banalizan de una forma alarmante hechos que no deberían ser banalizados. Pero esta estrategia ya la han sufrido otros partidos en Europa, también el FPO o el FN y miremos como están ahora, porque al final a la gente cuando te conoce de cara, cuando ve de primera mano lo que haces poco o nada le importa que el sistema esté en contra tuya, simple y llanamente porque como nosotros hay mucha gente que está en contra del sistema y desde los cristales de los coches tintados oficiales y las cafeterías de los parlamentos no se conoce la realidad de la calle. Se conoce cuando se coge una bolsa de comida y se va a casa de María José como hicieron las JIxC y te cuenta sus problemas, te cuenta que el Ayuntamiento y las instituciones la han dejado de lado  y que nadie le ayuda, y tu sales de su casa emocionado, orgulloso y contento de haber podido llevar tu programa electoral a la práctica, feliz de saber y haber entendido que hay otra forma de hacer política, también hay otras formas más fáciles de vivir pero no son la nuestra, la nuestra es haber decidido dedicar nuestra vida y nuestros esfuerzos a ayudar a la buena gente de casa. Vayan haciendo programas vergonzosamente manipulados…  En el próximo si quieren pongan que yo maté a Manolete.
 
ROBERT HERNANDO

domingo, 23 de marzo de 2014


    CEUTA, MELILLA Y TU BARRIO

 
Resultan aterradoras y escalofriantes el goteo de imágenes que nuestra capacidad debe atender muy a nuestro pesar cada vez con más frecuencia. Decenas, cientos, miles de inmigrantes que cruzan los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla convertidos en defensas de broma incapaces de frenar la inmigración ilegal alentada por las mafias que trafican con seres humanos al otro lado de las vallas. Las imágenes que muestran a los ilegales entrando en nuestro país de forma irregular como Pedro por su casa, cantando y saltando como hooligans borrachos en Lloret de Mar muestran al mundo de las mafias la fragilidad de la frontera para entrar a España y a Europa que son mucho más vulnerables y fáciles de salvar que colarse en un partido de futbol o saltarse un peaje en la autopista. Asombroso que en un país en el que está permitido el uso de material antidisturbios de todo tipo para frenar las masas en las calles, está mal visto hacerlo para defender sus puertas o lo que es lo mismo su soberanía nacional y territorial.

¿A quién interesa la inmigración ilegal?, porque si siguen entrando, no nos engañemos, es porque a algunos les interesa y mucho. Por un lado está la derechona liberal representada como nadie por las oligarquías del Partido Popular que necesitan de mano de obra ilegal y de competencia desleal a nuestros autónomos y pequeñas empresas para tener el terreno abonado a la hora de machacar a la clase trabajadora con reformas laborales y recortes de derechos sistemáticos que decapitan a marchas forzadas a las clases medias.

Por el otro está la ultraizquierda mundialista y los neocomunistas repartidos entre perroflautas que van a la casa okupa a pasar la noche con la tablet bajo un brazo y el tupper de mamá en el otro y pijoprogres que yendo a comprar el pan en bicicleta los domingos se creen que han salvado el planeta. La ultraizquierda stalinista necesita por tanto de la inmigración como una urgente y necesaria bolsa de voto, ya poco o nada pueden engañar a la clase obrera autóctona y abandonada escandalosamente que ya abraza, como es normal, en otros en otros países como Francia el movimiento social identitario que representa el Front National de Marine Le Pen, por ejemplo.

Lo cual demuestra que la estrategia de la izquierda radical frente a nuestro movimiento es totalmente equivocada para ellos y beneficiosa para nosotros, reduciendo constantemente nuestro mensaje al absurdo demuestran que carecen de argumentos y de inteligencia para rebatir los nuestros, por eso es importante movernos por la calle y mostrarnos con argumentos, haciendo pedagogía de nuestro ideario, en las tribunas que se nos abran, sean muchas o pocas debemos aprovecharlas, no nos ha de molestar la conversación, dar explicaciones es necesario y  nos sirve para acercarnos al pueblo llano, para convencer.  

El mensaje de los violentos obsesionados con nosotros es facilista y simplón: Son fascistas, son xenófobos, racistas y hay que frenarlos. De ahí no los sacas. ¿De verdad somos todo eso por estar en contra del fenómeno de la inmigración masiva y la ilegal que explota a las personas? ¿Se puede ser racista deseando como deseamos que cada persona sea de la raza que sea, goce de la más absoluta felicidad posible en su tierra y no tenga que sufrir el trauma de inmigrar a otro?

Paradójico, sin duda que colectivos como UCFR o SOS Racisme que viven del odio y del racismo nos acusen a los hombres y mujeres social identitarios de xenófobos cuando precisamente ellos sí se alimentan del odio y el racismo. Porque justamente los que se empeñan en dar los mismos derechos a los inmigrantes ilegales que a los legales son los que propician y se convierten en cómplices por activa y por pasiva de las tragedias como las sucedidas en Ceuta o en Lampedusa.

Queremos argumentos, soluciones. Se estima que hay más de mil millones de pobres en el mundo, ¿Nos pueden explicar los amantes de la multicultura y la inmigración ilegal que debemos hacer  con ellos si se acercan todos a asaltar  la valla de Ceuta y Melilla? ¿Los metemos a todos en un CIE? ¿De dónde sacamos el dinero? Cada plaza de inmigrante retenido en un centro de internamiento cuesta 17€ al día, 527€ al mes. ¿Les parece esto un despropósito garrafal en un país en el que la ayuda familiar es de 465€? En 2011 el Gobierno desembolsó 8,3 millones de euros en el funcionamiento de los CIE en gastos de alimentación, limpieza, luz, agua, gas y servicio médico, la cantidad que no incluye los gastos de personal ni su expulsión y cada expulsión cuesta alrededor de 2.000 euros a las arcas públicas y va creciendo año a año, a ello hay que sumar los miles que acaban mantenidos en la cárcel o los perjuicios que nos causan los que vagan por nuestras calles, por nuestros barrios sin oficio ni beneficio o los que trabajan de forma ilegal.

Comprobado que ni ellos ni Ana Pastor se los van a llevar a su casa ¿Nos pueden decir que hacemos? ¿O solo sirven como me temo para bramar megáfono en mano y pasear pancarta? Frente a su violencia, nuestra fuerza en la razón y la palabra.
 
Robert Hernando


sábado, 15 de febrero de 2014

                       SOCIAL IDENTITARIOS








El otro día me comentaba un joven a través de las redes sociales que no entendía nuestro apoyo al Front National de Le Pen cuando en varias ocasiones había escuchado manifestar a varios miembros de Plataforma que no éramos ni de derechas ni de izquierdas.
 
Nosotros lo tenemos claro, pero entiendo la duda del joven como razonable, más cuando se bebe de las fuentes contaminadas de la prensa subvencionada muy dada a crear estereotipos intencionales según los intereses que defiendan, o lo que es lo mismo quienes les paguen las albóndigas del mediodía y las sardinas de la noche.

Siempre he pensado que las etiquetas están bien en El Corte Ingles o donde quiera que sea que se venda ropa o algún tipo de objeto similar, pero etiquetar personas por su militancia, sus ideas o sus manifiestos siempre me ha parecido bastante cateto a no ser que el etiquetado se autoetiquete a si mismo cada mañana con sus proclamas, acciones y su quehacer diario como ocurre en el caso de la mayoría de comunistas, independentistas, ultraizquierdistas, liberales, ultraderechistas e incluso filoetarras como los maquis de la CUP, si no de qué va a presumir uno de amistad con un personaje tan siniestro como el condenado por dirigente terrorista Arnaldo Otegui.

En nuestro caso, en mí caso, tengo claro que mis ideas son y responden al movimiento identitario representado mejor que nadie en Europa por partidos como el FPO austriaco o el FN francés y en España por PxC y por el recién creado PxL.

Pero no, el sistema, los adversarios, la incultura, la castuza política, la castuza periodística que también la hay y abundante (si bien por suerte, quedan honradas excepciones en todos los sectores) se empeña cada día, cada hora, cada minuto, en cada proclama en bautizarnos como a ellos les venga en gana en cada momento según sea su interés. Racistas, xenófobos, ultras, intolerantes, y dependiendo del pie que cojee el medio que etiqueta somos de derechas o de izquierdas según sean las afinidades de su representado o lo que es lo mismo su amo.

Para los medios de izquierdas somos sin lugar a dudas ultraderecha, es la mejor forma de intentar alejar al electorado obrero de nuestra opción, algo que no han logrado al norte de los Pirineos, ya que diversos estudios arrojan el abrumador dato de que el FN es el partido preferido por la clase obrera en Francia.

Pero lo más chistoso es cuando los tentáculos se centran en el debate entre Cataluña o España como si fuesen polos opuestos. Abrazando el debate rupturista en el que nos ha metido a los catalanes el irresponsable de Mas, que ha conseguido embaucar a más ilusos de lo deseable, incluso a una minoría muy absoluta y muy despistada dentro de nuestras filas, aunque esto nos ha servido para ir soltando lastre y más que despejaremos a poco que alguien se mueva de la foto y malinterprete la idiosincrasia límpida bajo la que se fundó PxC, alejada como hemos explicado por activa y por pasiva y siempre igual de separatistas y de separadores, nuestra formación nació por y para una mejor justicia social al pueblo autóctono, para frenear la inmigración descontrolada y perjudicial y para defender nuestra identidad tal y como la hemos conocido frente a la feroz globalización que promociona el sistema oligárquico actual. Plataforma no se creó con la finalidad de defender la unidad de España, pero muchísimo menos para ser palmeros de los separatistas catalanes o el coro rociero de la familia Pujol.
Sea como fuere, el caso es que si el medio de comunicación es de la derechona cavernícola más rancia nos presentan poco menos que como separatistas por sentirnos catalanes, defender la lengua, la cultura y la identidad catalana, que al fin y al cabo son puramente hispánicas. Porque jamás se entenderá España acertadamente si uno no concibe que el catalán es tan español como el castellano, si no se entiende que la sardana es un baile regional tan español como la jota o las sevillanas y si no se reconoce que es tan manjar español una buena butifarra con mongetes y allioli como el cocido madrileño o la merluza a la vasca.


En otro lado, y si el medio representa los intereses del nacionalismo sectario catalán nos presenta sin pudor alguno como todo lo contrario, como fachas españolistas anticatalanes, cuando precisamente es sin duda PxC el partido que más defiende la identidad catalana frente al monstruo de la globalización o la fracasada multicultura, que hace aguas por todas partes y a la que tanto le gusta aludir tanto a la derechona liberal, que busca en ella mano de obra barata para parte de sus élites, como a la izquierda comunista que busca en ellos simple y llanamente una interesante bolsa de votos para seguir agarrados a la teta después de haber abandonado y sido abandonados del todo por la clase obrera autóctona.


La cuestión y el objetivo de todos al fin y al cabo es el mismo: alejar a su electorado de nuestra opción descalificándola, sabedores de que resulta tremendamente difícil competir con la opinión publicada que muchas veces, y que dure, no tiene nada que ver con la opinión pública, de lo contrario PxC no tendría la gran aceptación que tiene en las elecciones municipales. Porque cuando se igualan las fuerzas, en las elecciones donde el dinero no es tan importante, en las que podemos pisar calle, gastar suela y llegar al pueblo con la palabra y los hechos consumados, en las que podemos mostrarnos a nuestros vecinos tal como somos, en el terreno en el que podemos presentar nuestro mensaje sin que llegue adulterado y distorsionado por la mala intencionalidad de turno de los que nos temen, ahí, en ese terreno, nos movemos como pez en el agua y la gente no solo nos entiende, sino que además nos apoya y nos valora tal como somos sin dejarse llevar por fábulas, leyendas u invenciones con el propósito de tener el camino libre para seguir metiendo la mano en la caja o engañar al pueblo sin nadie cerca que les saque los colores. No debemos olvidar que para el sistema PxC es el voto de castigo, es el voto que molesta, el enemigo común ¿O va a ser la Cup el voto antisistema mientras su dirigente David Fernández se fotografía con el de las ITV Oriol Pujol en el palco del Camp Nou en un concierto musical?


PxC no es un partido ni de derechas ni de izquierdas, ser de derechas o ser de izquierdas en los tiempos que corren es simplemente estar a años luz de la realidad del pueblo. Significa abandonar una parte necesaria de la mente para luchar por una más y mejor justicia social para el pueblo, para la clase obrera y cuando decimos clase obrera nos referimos también, por supuesto a todos aquellos empresarios que cada mañana dan trabajo a miles de españoles y que gracias a su iniciativa y a su esfuerzo se ha levantado este país, pero también a todos aquellos que se dejan la piel y el alma por hacer bien y honradamente su trabajo, por una nómina a final de mes. Sin olvidar por supuesto a todos aquellos que aun queriendo no tienen acceso a la mejor ayuda social que se puede dar a un ser humano, un trabajo digno.


Plataforma en algunas cosas está mucho más a la izquierda que el PSOE o IU y en otras mucho más a la derecha que el PP o CIU. Por ejemplo con un gobierno identitario jamás se hubiese rescatado a la banca privada con dinero público, nunca hubiese pasado algo parecido como lo sucedido en Caixa Cataluña o Bankia, con un gobierno identitario ninguna familia sería desahuciada de su vivienda habitual, los enfermos de cáncer no tendrían que pagarse sus medicamentos, no se habría ni oído hablar del euro por receta, ni de los recortes a la discapacidad, la educación, la sanidad o las pensiones.


Con un gobierno identitario los responsables de esta crisis y los políticos corruptos estarían en la cárcel e inhabilitados de por vida. Pero también con un gobierno identitario habría una eficiente seguridad ciudadana, no existirían los privilegios a la casta política, ni el senado, ni los coches oficiales, no vagarían por nuestras calles inmigrantes ilegales y no mantendríamos en nuestras prisiones a todas aquellas personas que han venido a nuestro país a delinquir o abusar de nuestra hospitalidad, estaría penada con más dureza la reincidencia, el terrorismo y la violencia de género, violadores como el del Eixample no estarían en la calle y viviendo en un piso pagado por todos, el comercio de casa no sufriría la vergonzosa competencia desleal que sufre a día de hoy, promocionaríamos y premiaríamos el autoconsumo basado en los productos de proximidad. Y por supuesto, primaría siempre la persona que haya cotizado y contribuido con su sangre, sudor y lágrimas en levantar nuestra tierra, porque para nosotros como dice nuestro eslogan primero somos y seremos siempre los de casa para trabajo, vivienda y ayudas sociales.


Con nuestra opción no esperen ni izquierda ni derecha, esperen que gobierne el sentido común aunque por desgracia sea el menos común de todos los sentidos en la mayoría casi absoluta de los políticos que nos desgobiernan, nosotros lo tenemos claro, más que el agua.

Robert Hernando

domingo, 12 de enero de 2014

   CERREMOS LOS CIE, LLEVATE UN ILEGAL A TU CASA


La izquierda catalana necesita imperiosamente un biombo en el que esconder la vergüenza monumental que está sufriendo ante el verdadero electorado acérrimo idealista de izquierdas. La cortina de humo del separatismo sigue humeando y probablemente lo seguirá haciendo durante todo 2014, los majestuosos actos del tricentenario pagados por todos los catalanes, independentistas o no, la quimérica consulta y las feroces ansias de protagonismo de las histriónicas Forcadell o Forcades echaran la suficiente leña al fuego para que siga humeando. Obviamente, con la necesaria e inestimable complicidad de los medios de comunicación públicos o subvencionados que al fin y al cabo viene a ser prácticamente lo mismo, con honradas excepciones.

A ERC le resulta muy difícil justificar su apoyo a los presupuestos de Mas ante su votante de izquierdas, ese qué pretende distanciarse de CIU por su animadversión feroz a los Pujol a Duran Lleida y a lo que para ellos representan, la derechona reaccionaria y corrompida en clave catalana. ERC necesita también avivar su particular cortina de humo para argumentar su apoyo a los presupuestos más antisociales de la historia reciente catalana, recortes en sanidad, en educación, a la dependencia, recortes y más recortes a las clases trabajadoras. Sin olvidar que en febrero empezará el juicio del caso Palau y la famosa foto arropando a Mas no beneficia demasiado al resto de partidos que escenificaron el pacto de la consulta en palacio de la Generalitat.

Aquella foto homenajeando La última cena de Leonardo da Vinci con Mas, el mesías en el centro arropado por sus apóstoles de diferentes y variopintos colores unidos. De distintas capas sociales, burguesía, pijoprogres y sin olvidar la recurrente imagen del pordiosero un poco apartadillo escenificada como nadie por David Fernández. Todos unidos, hermanos de sangre, juramento eterno a fuego entorno al líder supremo espiritual por el bien común y necesario de seguir avivando la cortina de humo para salvar la imagen y la deriva en la que entró CIU después de los pasados comicios autonómicos.

Ahora, pues claro, cualquier clavo ardiendo viene bien a la izquierda reaccionaria y el comunismo radical para intentar distanciarse y le ha tocado el turno a los CIE (Centros de internamientos para extranjeros), que llevan décadas abiertos sin que nadie les hubiese echado el ojo. Empezó la CUP comparándolos con campos de concentración nazis, también podría haberlos comparado con el Gulag, o con Guantánamo, pero claro, el primero era obra de uno de sus referentes históricos: Stalin y el segundo lo mantiene abierto un premio Nobel de la paz negro, con lo cual no hubiese quedado demasiado políticamente correcto para su parroquia. Extraña que los que tanto se estiran de la rastas cuando se banaliza el nazismo para compararlo con el separatismo lo hagan de forma tan alegre y recurrente cuando les interesa para intentar sacar redito político propio.

Les siguieron en la cruzada por cerrar los CIE siete pijoprogres repartidos entre EUIA y ICV que se presentaron pancarta casera en mano en la puerta del de Zona Franca prestos y dispuestos a denunciar que allí dentro se vulneran los derechos humanos de los ilegales,  y  ha seguido por el momento con un centenar de personas protagonizando una manifestación de antorchas cuya puesta en escena hubiese firmado el mismísimo Ku Klux Klan a gritos de: “Ninguna persona es ilegal” o “la policía tortura y asesina”. Entre los manifestantes se encontraban los concejales de ICV-EUiA en el Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomá y Janet Sanz, miembros de la CUP y aunque tarde por fin apareció ERC que envió a su alborotador nato, necesitaban a alguien que llamara la atención  y para dicha tarea obviamente nadie mejor que el hombre de Atapuerca a la catalana: Joan Tardà. También ha participó el diputado del  Congreso, Joan Coscubiela puesto que este fin de semana no es puente…


Dicho esto, he de manifestar que por una vez y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo con la izquierda reaccionaria catalana. Es necesario y urgente que se cierren los CIE,  suponen un gasto inútil al erario público. De hecho con una buena ley de repatriación exprés para ilegales que permitiese enviarlos de vuelta a su país a las pocas horas de ser interceptados sería más que suficiente y nos evitaría muchos problemas a los ciudadanos honrados y a los cuerpos de seguridad del estado.

Por lo demás las cárceles podrían asumir perfectamente las funciones de un CIE, no debemos olvidar que el 93% de los internos tiene antecedentes policiales y penales y que por ejemplo el CIE de Zona Franca acoge un interno que acumula hasta 78 detenciones, según datos oficiales de la Policía. Entre otros, está acusado de delitos contra el patrimonio, lesiones, tráfico de estupefacientes, falsedad, estafa e incluso violencia de género. Este inmigrante es el que tiene más antecedentes penales, pero hay otros internos que acumulan también 35, 37, 51 o hasta 67 detenciones según fuentes oficiales. El CIE acoge actualmente 81 internos de los cuales 55 han sido detenidos.

Podemos deducir por tanto, de estos datos sin necesidad de poseer una suspicacia sobrenatural que los individuos internos en los CIE no son precisamente ni hermanas carmelitas ni padres salesianos. Y sí, estos son los angelitos que quieren dejar libres  CUP, ICV o ERC, estos individuos de los cuales 93 de cada 100 han sido detenidos por delinquir, por robar con violencia, por traficar con drogas, por violencia de género. Estas son las perlas que la izquierda catalana antorcha en mano pide a grito limpio que queden sueltos y campen a sus anchas por nuestros barrios, nuestras calles, por nuestros parques.

Yo les propongo que ya que piden con tanta insistencia el cierre inmediato de los CIE, que acoja cada uno de los manifestantes de ayer en su casa a uno de los 81 internos que alberga en la actualidad el CIE de Zona Franca, que se los lleven, les den de comer, de desayunar, de cenar, que les pongan una cama, les dejen un sitio en el sofá de su casa, se los lleven de vacaciones, les paguen el seguro médico y unos buenos estudios y les cuenten un cuento por la noche antes de dormir. Porque de solidarios de boquilla, de demagogos, de progresistas multiculturales con el dinero de todos ya empezamos a estar muchos catalanes hartos, bastante cansados, si quieren ser solidarios háganlo con su dinero o con las subvenciones que cobran sus partidos políticos, demuestren su humanidad, llévense un ilegal a su casa. Coscubiela con lo que cobra en Madrid podría llevarse un par, incluso se los podría llevar de puente, son rápidos y no perderían el AVE. Tardà más de lo mismo, podría llevarse para dar ejemplo y dejarse ver al alborotador de las 78 detenciones, intuyo que en su casa no iban a notar demasiadas novedades. 


ROBERT HERNANDO